961314308 info@centervet.es

Esas orugas, que caminan una detrás de otra en procesión, despiertan una gran curiosidad en nuestras mascotas (y en los niños) y pueden costarle la vida por ser altamente urticantes.

¿Dónde anida la Procesionaria?

El incremento de las temperaturas medias, está haciendo que la Procesionaria del Pino (Thaumetopoea pityocampa) habite en la mayoría de provincias españolas, incluyendo ya zonas como el Pirineo o Sierra Nevada. La Procesionaria del Pino es considerada, después de los incendios forestales, como la plaga de pinos y abetos más destructiva conocida para estos árboles además de suponer un riesgo serio para las personas, especialmente los niños, y animales domésticos como perros y gatos.

¿Cuándo hay Procesionaria?

Esta oruga, tiene un ciclo vital en tres fases: huevo, larva (oruga) y adulto (mariposa).

Al final del verano, las mariposas (que apenas viven 24 horas) salen del terreno, los machos fecundan a las hembras y éstas, depositan los huevos en forma de cápsulas en las agujas de los pinos. A lo largo de 4 semanas, se desarrolla la oruga, adquiere su capacidad urticante y fabrica el bolsón de seda tan llamativo por su color blanco y su tamaño de hasta 20cm. Durante las noches de invierno, las orugas se alimentan de las acículas cercanas al nido por lo que no las solemos ver.

Cuando la temperatura empieza a acercarse a 20 grados (en nuestra comunidad se puede producir incluso desde finales de enero), se estimula el “reflejo de enterramiento” por el que las orugas abandonan el bolsón y migran en procesión guiadas por una hembra hacia un terreno donde enterrarse para transformarse en crisálida que saldrá al final el verano siguiente como mariposa.

¿Cómo afecta la procesionaria a los perros?

Las orugas están cubiertas por miles de pelillos que contienen una toxina llamada taumatopenia que produce una reacción alérgica muy intensa por contacto.

Son tres las formas de entrar en contacto con ellas: cuando van desfilando por el suelo para enterrarse, cuando caen sus nidos de los árboles o porque sus pelos vuelan arrastrados por el aire.

El pronóstico y las secuelas de las lesiones están íntimamente relacionados con la parte del cuerpo afectada y con la celeridad del tratamiento.

La localización más frecuente es la lengua y los belfos ya que nuestros peludos suelen meter primero la nariz para averiguar qué es eso que desfila. Inicialmente se produce una reacción inflamatoria muy severa por la liberación de histamina que evoluciona hacia ulcerativa y necrótica provocando la muerte de los tejidos de contacto.

La permanencia de los pelillos clavados por su pecualiar estructura, perpetúa la inflamación.

También podemos observar reacciones oculares por pasear por zonas con muchos nidos en días de viento o incluso de vías respiratorias por aspiración durante el olfateo.

¿Qué hacer si mi mascota toca una Procesionaria?

La reacción es muy rápida, inicialmente observamos en nuestro perro inquietud, nerviosismo, rascado compulsivo de la cara con las patas o incluso restregar el morro contra el suelo o cualquier superficie. Es una reacción inmediata.

Enseguida empieza la salivación, intentos de tragar continuados… y a los pocos minutos se desarrolla la inflamación lingual que puede aparecer incluso amoratada y la inflamación facial e incluso del cuello.

Antes de una hora ya tenemos lesiones en la lengua de tipo ampolla y pueden aparecer signos generales como dificultad respiratoria, inflamación del fondo de la garganta, aumento de la temperatura, convulsiones o incluso shock y muerte.

El tratamiento de estos animales es por tanto de URGENCIA EXTREMA ya que en 2-3 horas pueden perder la vida.

No obstante, la primera medida es lavar bien con agua caliente SIN FROTAR. El agua caliente parece que desactiva la toxina y si frotamos, romperemos los pelillos liberando más sustancia irritante y agravando el problema.

Ya en el veterianrio, será evaluado por un profesional para poner el tratamiento más adecuado que incluye corticoides, antihistamínicos, antibióticos e incluso inyecciones linguales… Estos animales deben recibir hidratación y nutrición intravenosa durante días y su estado crítico debe ser evaluado cada pocas horas por lo que requerirán INGRESO HOSPITALARIO en todos los casos que tengamos implicación oral.

¿Cómo eliminar o combatir la procesionaria?

Para evitar estos encuentros, es mejor no visitar con nuestras mascotas parques de pinos o abetos desde enero hasta abril y extremar las precauciones por el campo abierto. No es una mala medida de precaución llevar a nuestro perro con un bozal de cesta que le protegerá en gran medida sin interferir en su confort si lo acostumbramos a llevarlo.

Para combatir la procesionaria tenemos varios sistemas más o menos costosos:

  • Eliminar los bolsones cortándolos uno a uno, excepto los que estén en las guías terminales, ya que pueden dañarse éstas y sería peor. Antes de cortarlos regarlos bien para disminuir las urticarias.
  • Eliminar las orugas cuando bajen del árbol para lo que se puede colocar un plástico duro a modo de embudo y llenarlo de agua. De este modo cuando las orugas bajen del árbol en procesión para enterrarse en el suelo se ahogarán.
  • Desenterrar y matar a las orugas.Para ello debemos buscar las zonas de anidación de las orugas cuando están en terradas (se suele observar un montículo de arena removida y elevada sobre el terreno de unos 15-25 cm)
  • Trampas de feromonas sintetizadas por la hembra para atrapar al macho e impedir que fecunde a la hembra alterando el ciclo de reproducción.
  • En zonas amplias de pinos podemos introducir depredadores naturales como aves o pequeños mamíferos insectívoros siempre que no supongan un peligro para otras especies. En los jardines podemos instalar cajas nido, comederos… que sirvan de reclamo y refugio para estas especies.
  • Otros métodos para combatir la procesionaria es la aplicación de tratamientos fitosanitarios.

Durante la última semana del pasado noviembre, el Ayuntamiento de Rocafort, realizó un tratamiento por endoterapia con abamectina de 8 zonas de nuestro municipio. Es una técnica que permite tratar las plagas inyectando en los troncos el producto que las matará. Desde ahí se distribuirá por las ramas hasta llegar a las hojas donde producirá la muerte de las larvas al alimentarse.

La ventaja respecto a otros tratamientos tradicionales es que resulta totalmente inocuo para la salud de otros animales, aves y humanos.

En esta zona tenemos un elevado porcentaje de pinos centenarios en propiedades privadas cuyas ramas caen sobre la calle. Por la seguridad y el éxito de las medidas de prevención en todo el municipio, también deben realizar sus propios tratamientos de prevención de Procesionaria las parcelas privadas. Cada propiedad puede decidir qué tipo de tratamiento aplicar, y en todo caso habrá de seguir la guía de la Ordenanza Verde vigente en Rocafort.

 

http://www.rocafort.es/es/report-slideshow/ayuntamiento-aplica-endoterapia-para-prevenir-procesionaria

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies