961314308 info@centervet.es

Con la llegada del calor aumenta el riesgo de que tu perro sufra un golpe de calor, pero ¿por qué son tan susceptibles y cómo evitarlo?

¿Cómo regulan la temperatura corporal los perros?

Nosotros eliminamos el calor a través de la piel por transpiración mediante la eliminación de sudor de un modo muy eficaz. Sin embargo, los perros no tienen glándulas sudoríparas en su superficie corporal, entonces, ¿cómo regulan la temperatura?

Los perros regulan la temperatura corporal mediante dos sistemas:

  • por transpiración a través de las glándulas sudoríparas que tienen en las almohadillas de las patas

  • mediante el jadeo, el principal mecanismo de termorregulación, por el que mueven aire sobre la lengua, la boca y vías respiratorias altas que sí están mojadas y que permiten eliminar el calor en forma de humedad

Estos mecanismos sin embargo no son tan eficaces como el nuestro, sobre todo en animales obesos, geriátricos, cachorros y en determinadas razas, por lo que debemos tener especial precaución con ellos.

¿Cómo identificar el golpe de calor en el perro?

El ritmo de respiración normal para un perro entre 10-30 respiraciones por minuto. Cuando jadea, podemos irnos a 200-300 pero es importante saber que aunque hay movimiento de aire, éste no es una verdadera respiración, el aire se mueve sobre la superficie bucal, no llega a los pulmones.

Cuando este jadeo no es capaz de regular la temperatura, la respiración empieza a hacerse costosa y ruidosa, puede iniciar una salivación excesiva, aumenta el ritmo cardiaco, excitación inicialmente…

La temperatura normal de un perro está entre 37 y 39ºC aproximadamente. A partir de los 40ºC estamos por lo general ante un proceso febril o ante un golpe de calor. En esta situación se puede alcanzar de forma rápida los 42ºC pudienso afectar gravemente los órganos internos. Se produce una falta de oxiganación que repercute sobre el organismo provocando coloración azulada de la lengua, temblores, decaimiento… A nivel interno, ésto evoluciona hacia insuficiencia renal y hepática, edema cerebral, hemorragias y fallo multiorgánico.

Todos estos cambios a nivel orgánico pueden llevar a la muerte de tu peludo por lo que si observas algunos de estos síntomas, además de aplicarle los primeros auxilios debes llevarlo con urgencia al veterinario. Es importante también que sepas, que las alteraciones que se producen a nivel celular, pueden llevar a la muerte incluso unas horas después por un fenómeno que se llama reperfusión.

¿Causas del golpe de calor en perros?

Una vez más, la causa más común es por descuido del propietario y por lo tanto, nuestro papel es tomar medidas para evitarlo:

  • No lo saques a pasear en las horas centrales del día: aprovecha para hacer tu paseo largo a primera hora de la mañana o por la noche cuando el sol ya se ha puesto. A medio día, o si son días de demasiado calor con una elevada humedad relativa, sácalo justo para que haga sus necesidades.
  • Modera su actividad física: no lo incites a jugar o correr con temperaturas y humedad relativa elevadas. Los perros son excelentes compañeros para el “running” pero piensa que su regulación de temperatura corporal no es como la nuestra y que él no te va a pedir que pares cuando no pueda más.
  • Cuidado con las excursiones de montaña o los viajes: lleva siempre una botella-bebedero para él, ofrécele agua fresca cada tanto para beber, mójale incluso la cabeza, las orejas, la barriga, las patas… como haces contigo.
  • No lo dejes en terrazas, balcones… a menos que tenga una buena zona de sombreo donde resguardarse y agua fresca a disposición. A lo largo del día, el sol puede apretar y el recalentamiento del suelo y paredes pueden ser fatales
  • No se te ocurra dejarlo sólo en el coche ni 5 minutos!! A pesar de dejar las ventanillas abiertas, el calor sobre las chapa produce el recalentamiento del vehículo pudiendo ascender la Tª a 50-60ºC de forma muy rápida haciendo imposible respirar. Incluso, espera a meter al perro en el coche a que se ventile bien antes de iniciar la marcha.
  • Recuerda, su pelo cuidado le protege del calor: mantén a tu perro de pelo largo bien cepillado y si optas por cortárselo, no lo cortes demasiado. Si tiene el pelo corto, asegúrate que retiras bien toda la muda mediante cepillado y no se te ocurra cortárselo. Si tienes dudas al respecto, consulta nuestro artículo sobre cuidados del manto de tu perro.
  • Durante el verano puedes ponerle cubitos de hielo en el agua de bebida, además de resultar divertido para ellos resulta muy refrescante

Además de estos factores hay otros propios del animal que lo hacen más susceptible de padecer un golpe de calor:

  • animales muy jóvenes o muy viejos porque su capacidad de termorregualción está alterada
  • enfermos cardiacos, enfermos respiratorios, obesos… tendrán una mala capacidad termorreguladora
  • las razas braquicefálicas (morro chato): Bull-dog, Carlino, Shit-Tzu, Boxer, Pequinés…
  • ingestión de alimento reciente
  • mal estado del manto

Primeros auxilios del golpe de calor

Como ante cualquier urgencia, lo primero que debes intentar es mantener la calma para poder pensar y actuar con coherencia.

Tu destino debe ser el veterinario más cercano pero mientras tanto, puedes aplicar algunas medidas de emergencia para evitar el shock. El objetivo es bajar la temperatura 1-2ºC, no más, y de forma progresiva, recuperando la hidratación y los niveles de azúcar y sales minerales que ha perdido:

  • colócalo en un lugar fresco y bien ventilado evitando corrientes de aire acondicionado directas
  • mójalo repetidamente con agua fresca, sobre todo la cabeza, las orejas, la barriga, las axilas e ingles y las patas pero no lo cubras con toallas mojadas, podrían retener el calor y generar el efecto contrario.
  • ofrécele agua fresca para mojarse la boca o para beber pero en volúmenes pequeños de forma repetida

Mientras vas haciendo todo ésto, dirígete al veterinario. Aunque te parezca que está mejor y fuera de peligro, es importante evaluar la posibilidad de daños internos e instaurar medicación para disminuir el riesgo de daño por reperfusión que ya hemos comentado antes.

Cosas que no debes hacer ante un golpe de calor

Tan nocivo es el recalentamiento corporal como el cambio de temperatura brusco. Por ello, hay algunas cosas que debes tener en cuenta de camino al veterinario:

  • no intentes bajarlo más de 40-41ºC
  • no lo cubras con toallas mojadas ya que el efecto que produce es el contrario.
  • evita el agua excesivamente fría, fresca es suficiente
  • no lo pongas en la corriente de aire acondicionado directa

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies