961314308 info@centervet.es

Marzo, un mes en el que Valencia se vuelve loca, petardos, bandas de música, la gente vestida de forma diferente, olor a buñuelo y pólvora por las calles, gente caminando sin rumbo fijo… A mí me encanta pero a la mayoría de nuestros peludos no… no entienden nada y sobre todo, pierden el control sobre lo que pasa a su alrededor, algo que realmente les desconcierta y les asusta. Pero, ¿qué podemos hacer por ellos?

 

Lo cierto es que no sólo en Fallas nuestras mascotas lo pasan mal, hay muchas, muchas situaciones que los perturban como las tormentas, las Navidades, las reuniones familiares… Frecuentemente los ruidos fuertes los asustan y son situaciones que el propietario generalmente no sabe gestionar.

 

¿Por qué un perro siente miedo?

 

El MIEDO es una emoción instintiva que permite al animal evitar situaciones potencialmente peligrosas. Es muy útil en la naturaleza para adaptarse al medio y conseguir sobrevivir. Sin embargo, la FOBIA es una reacción de miedo desproporcionada ante una situación que realmente no es peligrosa. El miedo es adaptativo mientras que la fobia es desadaptativa y negativa.

Cuando una respuesta de alerta se repite en el tiempo cada vez que se produce un estímulo hablamos de SENSIBILIZACIÓN. Permite la percepción rápida de los peligros para evitarlos. Por el contrario, si en la medida en que se va repitiendo el estímulo no peligroso va bajando la respuesta al estímulo, hablamos de HABITUACIÓN. Estos dos procesos son necesarios para sobrevivir en la naturaleza. La sensibilización es la base para el desarrollo de las reacciones de miedo, y de las fobias.

Para superar la fobia a los ruidos, deberíamos conseguir que nuestra mascota en vez de estar alerta por si aparece el ruido (estímulo), se acostumbrase de forma progresiva al mismo hasta que desapareciese la respuesta. Para ello debería por tanto enfrentarse al estímulo de forma controlada y progresiva sin llegar nunca a desencadenar la respuesta de huída.

En el caso del miedo/fobia a los petardos, no podemos predecir cuándo va a estallar el estímulo. Esa situación de imprevisibilidad lo hace especialmente complicado. La evolución de sensibilización a habituación requiere mucho tiempo, paciencia y muy buena planificación que puede requerir la ayuda de un profesional cualificado.

Algunos síntomas son claramente reconocibles como miedo:

  • agitación o temblores
  • no se separa del propietario
  • se esconde debajo de los muebles
  • intenta escapar

Otras signos en cambio pueden ser más difíciles de interpretar por el propietario:

  • ladrar en exceso
  • defecar u orinar en casa
  • no querer comer
  • caminar sin rumbo

Puedes conocer el nivel de miedo que tiene tu perro haciendo este test

 

 

¿Por qué mi perro tiene miedo a los cohetes y el del vecino no?

 

Las fobias por lo general son fenómenos complejos en los que determinados factores hacen que un miedo se llegue a volver poco a poco irracional. En la fobia a los petardos y en general a los ruidos, nosotros como propietarios tenemos también un papel fundamental pues nuestra propia respuesta condiciona la evolución hacia la fobia.

Hay algunos factores predisponentes o potenciadores:

  • La deficiencia de estímulos en las primeras semanas (hace poco escribimos un post sobre la socialización del cachorro). Este periodo es crítico para la adaptación a los ruidos y no nos cansaremos de insistir en ella.
  • Algunas razas o cruces de las mismas, son especialmente sensibles o tímidas por lo que están en alerta permanente. Una buena socialización puede ayudar a estos cachorros.
  • Las experiencias negativas con los ruidos predisponen al desarrollo de las fobias.
  • Una reacción exagerada ante el ruido por parte del propietario va a potenciar una reacción exagerada en la mascota.
  • Intentar consolarlos con caricias y/o palabras en las situaciones de pánico refuerza la conducta no deseada. Lo mismo ocurre si regañamos las conductas de intento de huída o de esconderse, estaremos reforzando la asociación del ruido con que ocurren cosas malas.

 

¿Cómo tratar a mi perro cuando tiene miedo a los petardos?

 

Si tu perro tiene miedo a los petardos debes tener en cuenta 2 cosas importantes:

  • La primera y ya la hemos comentado, es la imprevisibilidad de estos ruidos. Suelen ser aleatorios, de duración indeterminada, en determinadas épocas del año con mayor frecuencia… Esto hace que sea complicado que tu perro se habitúe a los petardos creando un estado de hipersensibilización.
  • La segunda es que debemos trabajar con nuestro perro durante todo el año y desde cachorro, cuando ya tenemos encima la época de petardos, llegamos tarde.

Por lo general es un fenómeno suficientemente complejo como para que tengas que recurrir a un profesional para que te dirija en una exposición controlada al estímulo. Si no se hace correctamente, existe el riesgo de empeorar el problema.

Sin embargo hay algunas cosas que sí puedes hacer tú como propietario y que ayudarán a tu mascota a llevar mejor esta semana:

  • Intenta evitar sacarlo en las horas de máxima actividad ruidosa.
  • Ayúdale a crear un refugio unos días antes: escoge la habitación de la casa más alejada del exterior, móntale una zona si es posible a cubierto con alguna caja, transportín… con su manta o juguete favorito. No lo fuerces a entrar, déjale que la descubra solo y que pueda entrar y salir a su antojo.
  • Intenta disfrazar los ruidos de la calle: baja persianas, cierra cortinas… crea ruido dentro de casa con música relajante y deja una luz tenue, le ayudará a calmarse.
  • Intenta transmitirle tranquilidad: evita tu comportamiento inusual de intento de consuelo acariciándolo o hablándole todo el tiempo, aumentará su percepción de la situación como extraña. Actúa con calma, evita los nervios o los gestos y tonos de voz exagerados. Los perros detectan y adoptan nuestros estados anímicos. (Por ello no se mueven de nuestro lado cuando estamos enfermos)
  • Puedes intentar desviar su atención con juegos, ejercicios de tipo “agility”… Enséñale a buscar un objeto y ponlo en práctica en estas situaciones para que se concentre en otra cosa.
  • Puedes probar el “Thundershirt”, es una camiseta que genera una presión suave y constante sobre el torso de tu perro lo que parece transmitir la calma a muchos perros al igual que se emplea en vacas para el ordeño.

Algo especialmente importante en estos días, es no soltar a tu perro en la calle ya que la reacción natural ante el miedo es la huída hacia un lugar seguro. Normalmente huyen hacia casa pero pueden provocar un accidente, se pueden perder… Asegúrate de que lleva su collar bien apretado ya que en situaciones de pánico, pueden llegar a escabullirse de sus collares.

 

¿ Cómo puede el veterinario ayudar a mi perro?

 

Existen en el mercado algunos productos orgánicos que ayudan a tu mascota de forma segura a reducir el estrés. Son compuestos a base de ingredientes naturales o a base de Feromona Apaciguante Canina, una sustancia que las hembras producen tras el parto para relajar a sus crías. Están disponibles en formato comprimido, collar o difusor que se conecta a la corriente y transmiten tranquilidad a los perros ayudándoles a adaptarse mejor a situaciones estresantes.

Algunos animales sin embargo, padecen estados de estrés tan elevados que pueden necesitar medicamentos para gestionar su estado emocional.

Nunca le des a tu perro nada porque el vecino se lo da al suyo y le va fenomenal… consulta a tu veterinario porque cada perro debe manejarse de manera individualizada.

 

Prevención del miedo en los cachorros

 

¿Y si tu perro es aun un cachorro? Estás de enhorabuena porque estás en el momento perfecto para hacer las cosas bien desde el principio y ayudarle a ser un adulto sin miedos.

  • Evita siempre que asocie los ruidos intensos con experiencias negativas como asustarlo con ruidos de periódico…
  • Entrena a tu cachorro a los petardos. Para ello puedes usar grabaciones de fuegos artificiales y ponérselos a muy baja intensidad mientras refuerzas positivamente con un juego, premios… En la medida en que tu cachorro no reaccione, puedes ir subiendo el volumen progresivamente evitando intensidades que le lleguen a asustar.
  • Ante situaciones de miedo, actúa con calma, no lo reconfortes y tampoco lo regañes o lo castigues.

 

Toma cita con nosotros y te ayudaremos a desarrollar un adulto feliz.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies